Tacto: se recomienda que hagas masajes en el vientre y le hables a tu hijo. Desde que el bebé está en el vientre  ya tiene reflejo de aprensión.  El tacto es el primer sentido que desarrollan. Alrededor de la séptima semana

Gusto: El olfato y el gusto se desarrollan a partir de la sexta semana. El gusto está muy desarrollado a partir de la semana 12 empezará a diferenciar gracias a lo que tú comes.

El oído: La audición se desarrolla luego de la semana 28, percibe además estímulos vibratorios.

La estimulación temprana ayuda a proveerle al bebé confianza y relajación que le perdurará hasta después del nacimiento.  Se puede estimular al  bebé desde el vientre con sonidos, movimiento, vibraciones y luz.